Buscar

viernes, 24 de agosto de 2012

El arco argumental de los personajes

At first, I was like ...

Es una manera de enfrentar la historia. No me atrevo a decir que es la mejor o la más importante, solo que es la que mejor resultado me ha dado hasta ahora y no puedo imaginar un cuento, novela, película, comic, nada, sin al menos un personaje relevante que muestre un arco argumental claro.

El objetivo de toda historia, en el formato que sea, al margen de su estructura argumental en general... el objetivo de toda historia es mostrar el tránsito de los personajes desde un estado A a un estado B, con todos los matices posibles entre medio. Incluso si la historia no es acerca de ese personaje y su tránsito entre A y B.

En la fórmula M.I.C.E. se define un tipo de historia centrada en los personajes. Pero no me refiero a este tipo de historia en particular, sino a todas las historias que se te puedan ocurrir. Éstas tienen personajes, protagonistas, antagonistas, y otros. Y esos personajes no son cabezas parlantes en una habitación blanca.

Incluso en las historias acerca de personajes que son monolitos que nunca cambian, que no van a cambiar, el arco argumental de ellos parte de la base que son de tal manera, siempre lo fueron y siempre lo serán, y al final de la historia descubrimos que tienen un lado B, un lado oculto. Entonces el arco argumental es acerca del descubrimiento de esa faceta desconocida del personaje.

Mis cuentos fallidos, si logran encontrar alguno por ahí, son acerca de muchas cosas, algunos muy complicados, en los que ningún personaje cambia, no hay tránsito, no hay ni siquiera sensación de ir a alguna parte. Solo quería mostrar un bicho, una idea fantasiosa, una tecnología futurista, sin haber puesto la suficiente atención a los personajes.

Mi error era enfocar la atención del lector lejos de los personajes, cuando son los personajes los que dan vida a las historias. Los personajes en situaciones especiales, que exponen lo mejor y lo peor de ellos. Esas son las historias que leo, las que quiero leer y por ende, ahora que conozco este dato relevante, son también las historias que quiero escribir.

Ejemplos


En el post "Los siete pasos de una historia", incluí ejemplos que cito acá de nuevo, pero ordenados:

  1. Neo es un nerd disconforme con su vida y su trabajo
    --> Neo derrota a los agentes, se queda con la niña bonita, es el elegido.
  2. Luke es un granjero en un planeta desértico y se siente atrapado
    --> Luke destruye la Estrella de la Muerte, es un guerrero jedi.
  3. Harry es un huérfano que vive debajo de la escalera en la casa de sus tíos abusivos
    --> Harry derrota a Voldemorth, es un gran mago.
  4. Bruce Wayne es un tipo temeroso, lleno de odio hacia sí mismo y a lo que representa su nombre
    --> Bruce es Batman, es un ninja, puede volar y derrota a los malos usando su intelecto (y su dinero).
  5. Jake Sully es un ex militar paraplégico que llega al planeta Pandora a cambio de una buena oferta de dinero, es un mercenario
    --> Jake Sully es un nativo na'vi, puede caminar, es novio de la hija del jefe del clan, es Toruk Makto, más humano que los humanos explotadores de mundos.
En todos estos ejemplos, y muchos otros que se les puedan ocurrir, del cine y/o la literatura, los personajes comienzan en un estado A de sus vidas, conformes o disconformes, felices o infelices, y finalizan el camino en un estado B, mejor o peor (en el cine por lo general es mejor, a no ser que sea el malo de la película), en cualquier caso es un estado diferente del inicial.

And then I was like ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario